En México, en promedio, cada 1.6 años se registra un sismo fuerte con magnitud por arriba de 7, según la revisión de los datos sísmicos de los últimos 100 años realizada por la UNAM. Aunque los sismos pueden presentarse en periodos de tiempo más cortos. México es un país muy activo sísmicamente, pues las placas de cocos, la norteamericana y la del continente provocan los movimientos. Dos de los sismos más devastadores que se han registrado en México en el último siglo han ocurrido en la misma fecha: 19 de septiembre de 1985 y 2017.Eso hace que surja la creencia de que hay épocas en las que ocurren más sismos, sin embargo esto es falso.

 


En México no es que tiemble más en septiembre, si pudiéramos hacer un promedio histórico en escala geológica, encontraríamos que tiembla el mismo número de veces en cada mes por año, si revisamos únicamente el último siglo podríamos efectivamente que hay sismos grandes en todos los meses. Lo que pasa es que cuando hay un sismo grande, los sismos desacomodan ese rompecabezas que es la corteza de la tierra (se desacomoda ese pedacito de la corteza), entonces se tarda meses o inclusive años en re acomodarse, por lo que a partir de un sismo grande se van a generar una serie de réplicas por cientos o por miles en esa misma región en los próximos dìas, por lo que sí hubo un sismo grande el dìa de ayer, se van a disparar un número de sismo pequeñitos en esa misma región por estar asociados al sismos principal como réplica, por lo que no cuentan como eventos independientes estadísticos.

 


La sismicidad tiene una escala que es geológica y la estadística sísmica no se puede medir en escalas humanas, para poder sacar un promedio de sismicidad tendrìamos que promediar cientos de miles de millones de años que son las escalas en que tectónicamente se han ido acumulando estos esfuerzos ( sismos).Si se analizan los últimos 40 años se puede ver una tendencia de que en el mes de septiembre tiembla más, sin embargo solo es una racha de coincidencia, si nosotros como humanos agarramos una ventanita de 40 años vamos a ver patrones que no reflejan una estadística real similar a cuando estamos jugando “ escaleras y serpientes” o “Turista” y sacamos tres veces seguidas pares de 6, o lanzamos una moneda y nos sale 4 veces seguido águila no es que el par de seises tenga màs probabilidad de caer o sacar águila en el lanzamiento sea lo màs seguro. Lo que pasa es que en una muestra estadística en cuanto más veces lancen los dados o las monedas claramente se verán rachas de coincidencias que pareciera se salen de la tendencia pero que en el promedio( en el largo plazo) no tienen ninguna injerencia.

Septiembre no tiene nada de especial para que existan sismos, en tectónica no importa el cambio climático, la vibración de las personas al pensar en los sismos, o que se aprobara el aborto y sea un castigo de Dios. Los sismos tienen la misma probabilidad de ocurrencia todos los meses

¿Qué son las luces que se ven en el cielo durante los sismos?
Se trata de un fenómeno llamado triboluminiscencia. Son destellos se asocian al sismo a partir de la fricción de las partículas presentes en la corteza terrestre que generan efectos tanto eléctricos como electromagnéticos. Las rocas de la corteza terrestre tienden a tener ciertas imperfecciones y al ser sometidas a esta fricción sueltan electrones o cargas eléctricas, Estos electrones cargados de energía cinética tienden a buscar alguna salida, por lo que, para ello, salen al contacto con la atmósfera y al impactar, la energía se transforma en energía lumínica.

Estas manifestaciones se dan en regiones cercanas al epicentro y las rocas deben tener una composición mineralógica muy particular. Lo que se vio el Martes por la noche en la ciudad de Mèxico no parecen ser luces sísmicas, sino màs bien en algunos casos el movimiento telúrico hace oscilar cables y algunas cosas en los postes de luz, lo que provoca que cuando se produce un cortocircuito, nazca “una chispa muy grande que hace que la luz se manifieste de esta manera”.


 
 

POST GALLERY