SHANGHÁI/HONG KONG/WASHINGTON, (Reuters) - Apple Inc. está en conversaciones iniciales con las empresas chinas CATL y BYD para el suministro de baterías para los vehículos eléctricos que tiene previsto fabricar, dijeron cuatro personas con conocimiento del asunto.

Las conversaciones están sujetas a cambios y no está claro si se alcanzarán acuerdos con CATL o BYD , dijeron las fuentes, que no quisieron ser identificadas por lo privado de los acercamientos.

Apple ha puesto como condición a los posibles proveedores de baterías la construcción de instalaciones de fabricación en Estados Unidos, dijeron dos de las fuentes.

Un funcionario de alto rango del gobierno del presidente Joe Biden confirmó la condición el martes.

"Tengo entendido que Apple está hablando de construir fábricas de baterías avanzadas aquí, en Estados Unidos", dijo a Reuters Jared Bernstein, asesor económico de la Casa Blanca.

"Eso es completamente coherente con lo que el presidente ha hablado en términos de deslocalización de las cadenas de suministro, en particular en las áreas en las que podríamos acaparar cuota de mercado global", añadió.

CATL, que suministra a los principales fabricantes de automóviles, entre ellos a Tesla Inc, es reacia a construir una fábrica en Estados Unidos debido a la tensión política entre Washington y Pekín, así como a la preocupación por los costos, dijeron las dos personas.

No estaba claro de inmediato si Apple también está hablando con otros fabricantes de baterías.

Apple, que aún no ha hecho un anuncio público sobre sus planes para el automóvil, no quiso hacer comentarios. CATL, el mayor fabricante de baterías para automóviles del mundo, y BYD, el cuarto del mundo, tampoco respondieron.

Apple es partidaria de utilizar baterías de litio y fosfato de hierro, que son más baratas de producir porque usan hierro en lugar de níquel y cobalto, dijeron las cuatro personas.

Personas familiarizadas con el asunto habían dicho antes que el vehículo eléctrico planeado por Apple podría incluir su propia tecnología de baterías, pero no estaba claro si las conversaciones con CATL y BYD incluían tecnología o diseños propios de Apple.

(Reporte de Zhang Yan en Shanghái, Julie Zhu en Hong Kong y Heather Timmons en Washington; Editado en español por Javier López de Lérida)


 
 

POST GALLERY