Las compañías especializadas en el mercado aeroespacial, Thales, de Francia, sumada a Leonardo y Miprons, ambas de origen italiano; desarrollarán en conjunto un propulsor que use un sistema para satélites basado en el agua, que será el combustible de esta futura pieza de ingeniería.

Por lo tanto, se sigue la línea mundial de la cual se está hablando en el sector de la sostenibilidad, de tener una fuente de energía más económica y ecológica sin perjudicar los avances de la ciencia en este ámbito.

Un proceso de electrólisis se encargará de descomponer el agua en sus componentes más básicos: hidrógeno y oxígeno, elementos que luego serán ingresados en una cámara de combustión. Ya que el agua será la única sustancia encargada de generar el impulso dentro del sistema, se podrán efectuar con más rapidez acciones como poner en órbita o desorbitar el satélite, además de maniobrar para evitar colisiones con objetos que puedan encontrarse en el espacio exterior.

Además de ser impulsado por un combustible no contaminante, el diseño de este propulsor es compacto y escalable, lo que podría hacerlo compatible con cualquier tipo de satélite sin importar el tamaño que tengan. En esa línea, se ha apostado por la impresión 3D en el caso de los componentes.

Thales Alenia Space, la sociedad compuesta por Thales y Leonardo, supervisará el desarrollo del propulsor y se ocupará en Italia de las pruebas medioambientales del modelo de ingeniería que se aplique en este caso.

“Nestra colaboración podría revolucionar las misiones espaciales”, aseguró Massimo Claudio Comparini, CEO de Thales Alenia Space en Italia. “Siempre estamos dispuestos a asumir nuevos retos que ponen de relevancia la creciente importancia estratégica del sector espacial”.

Por su parte, el fundador y CEO de Miprons, Angelo Minotti, indicó que aunque se encuentre en fases iniciales, el proyecto es prometedor y se intentará que el sistema esté operativo lo antes posible.

Un satélite para la educación
Platzi, en sociedad con la empresa española FOSSA Systems, que participa en la incursión latina en el espacio, anunció la firma de un contrato que se convertirá en la primera EdTech en la historia en lanzar un satélite al espacio.

El lanzamiento de este satélite, que se hará en marzo del 2023, será el comienzo de un multi- programa escénico que Platzi, la mayor plataforma de formación profesional enfocada en tecnología en español.

“Al lanzar el satélite ayudamos a abrir la imaginación de nuestros estudiantes y a mirar hacia arriba, más allá de la atmósfera. Con esto demostramos que la exploración espacial es cada día más accesible”, asegura Sebastián Delmont, decano de Informática y Tecnología de Platzi quien habló en exclusiva para Infobae en abril de este año.

El satélite orbitará el planeta 15 veces al día, lo que permitirá pasar por el mismo lugar aproximadamente cada 10 horas, tiempo ideal para la observación o para proporcionar conectividad a todo el planeta, aunque solo se pueda a veces.

Información por Infobae


 
 

POST GALLERY