CIUDAD DE MÉXICO, (Reuters) - La inflación general de México se aceleró en junio más de lo esperado y alcanzó su mayor nivel en más de 21 años, alimentando las perspectivas de que el banco central tendrá que seguir endureciendo su política monetaria.

El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) se ubicó en un 7.99% a tasa interanual, de acuerdo con cifras divulgadas el jueves por el instituto de estadística, INEGI. Analistas anticipaban una tasa de un 7.95%, según un sondeo de Reuters.

En cambio, la inflación subyacente, considerada un mejor parámetro para medir la trayectoria de los precios porque elimina productos de alta volatilidad, registró una variación del 7.49%, abajo de las expectativas del mercado de un 7.54%. Aun así, fue la cifra más alta desde diciembre de 2000.

A finales del mes pasado, Banco de México aplicó un histórico incremento de 75 puntos básicos a la tasa de interés referencial y advirtió que seguiría subiéndola, incluso en la misma magnitud, en caso de ser necesario.

El banco central, que desde mediados de 2021 inició un ciclo de alzas a la tasa clave, tiene una meta de inflación del 3% más/menos un punto porcentual. Su próxima reunión de política monetaria está programada para el 11 de agosto.

Sólo en junio, los precios aumentaron un 0.84%, mientras que el índice subyacente arrojó una tasa del 0.77%, dijo el INEGI.

(Reporte de Noé Torres)

 


 
 

POST GALLERY