Por: Arturo Nahle García

 

Desde hace un año los niños de Primaria toman solo dos horas y media de clases al día a través de la televisión.

 

Los de Primero y Segundo año tienen 2 horas a la semana de Matemáticas, 2 horas a la semana Lengua Materna, 2 horas Conocimiento del Medio, 2 horas a la semana Artes, solo una hora a la semana Educación Socioemocional, una hora Educación Física, una hora Educación Cívica y Ética, una hora Vida Saludable y solo media hora a la semana Inglés.

 

Los de Tercer grado toman 5 horas semanales de Aprendiendo a Amar a México, 2 horas a la semana Artes, una hora y media Ciencias Naturales, una hora y media Lengua Materna, solo una hora a la semana Matemáticas, una hora a la semana Vida Saludable, una hora Formación Cívica y Ética, una hora a la semana Educación Física, solo media hora a la semana Educación Socioemocional y media hora Inglés.

 

A los de Cuarto, Quinto y Sexto ya no les dan las 5 horas a la semana de Aprendiendo a Amar a México, les quitaron además una hora de Artes y otra media hora de Ciencias Naturales; en su lugar les agregaron una hora más a la semana de Matemáticas, una hora a la semana de Historia, una hora de Geografía, media hora más de Educación Socioemocional, retoman una hora semanal de Formación Cívica y Ética, una hora de Vida Saludable y media hora a la semana de Ingles.

 

Y los alumnos de Secundaria están por el estilo, solo 3 horas diarias de clases por televisión, les agregan Física y después Química, pero solo toman media hora a la semana de Inglés.

 

Los de Bachillerato toman 4 horas diarias de clases por televisión, pero increíblemente son las mismas clases para los tres grados; destaca que todos los días les dan media hora de Educación y Deberes Digitales pero eliminaron el Inglés.

 

Obviamente no hay forma de que los alumnos hagan preguntas al maestro o que éste verifique que los alumnos entendieron, las tareas - si las hay- no son revisadas, los papás no pueden suplir a los maestros y nadie sabe cómo los califican. Por todo ello más de 5 millones de niños y adolescentes ya no se inscribieron a este ciclo escolar, entre otras razones porque no aprenden con las clases a distancia.

 

La pandemia ha generado un boquete de dos años en el proceso de formación de nuestros niños que difícilmente se va a recuperar, mi opinión es que el siguiente grupo de mexicanos que debe vacunarse es el de los maestros, urge normalizar el sistema educativo nacional.

 


 
 

POST GALLERY