¿Qué diferencia hay entre empatía y compasión? La empatía es el sentimiento de reconocer las emociones de otras personas y hacer un intento por comprender como se sienten en esos momentos, además la empatía es un sentimiento y una capacidad de sentir lo que al otro le está sucediendo a través de sus ojos. La empatía esta profundamente arraigada a nosotros porque no solamente es el deseo de entender a otras personas, sino de sentir su dolor, pero precisamente por eso a veces la empatía puede resultar demasiado debilitante, cuando nos angustiamos demasiado por el sufrimiento de los demás y ya no tenemos los recursos emocionales para poder ayudarles.

A diferencia de la empatía la compasión crea una distancia emocional del individuo y la situación que se tiene enfrente, para de esa manera ser más resistentes y actuar desde la mejor versión en que cada individuo puede contribuir. La compasión no solamente esta compuesta de empatía, sino que convierte a las personas en alguien proactivo que da un paso más, llevándolo a la acción, entonces es cuando la compasión por su parte puede proporcionar una nueva manera de afrontamiento, al mismo tiempo que se está atento de la experiencia que vive el otro, experimentando una profunda comunión y dando respuesta con determinación valor y fuerza ante los momentos adversos, actuando como un soporte o una guía.

Podemos ir un paso más allá y cultivar la compasión entonces estamos en el punto en que nos permitimos actuar y posicionarnos desde la contribución y no únicamente quedarnos situados en el sentimiento de empatía donde muy bien podríamos estacionarnos, entonces la compasión se convertirá en la máxima expresión del ser humano en donde la comprensión de ser uno con el todo se manifieste a cada instante, finalmente todos buscamos llegar al mismo punto crecer, evolucionar y por supuesto ser felices.

Todos estamos involucrados en un mismo proyecto, un proyecto que depende de cada uno de nosotros y donde todos ponemos nuestro pequeño granito de arena. Todos somos una gran familia, la gran familia humana.

Todas las acciones que hagas con sinceridad amor y desinterés regresaran a ti multiplicadas, vivamos entonces con esa certeza y permitamos que habite la compasión entre nosotros.